¿Y el amor?



Por Judith Maldonado, alumna de la licenciatura en Desarrollo Humano.

            Hablar hoy del Amor es sonar muy trillado, quizá sea la palabra más sobrevalorada del planeta, lo dice todo y a su vez no dice nada. Amar es dar lo mejor que existe en el corazón humano, es salir de sí mismo, vaciarse de los intereses personales para que el otro se libere y avance, en su sentido más verdadero y profundo, amar es tomar siempre la iniciativa.  En palabras de Sartre, filósofo existencialista “el amor es la emoción, es una manera de ser de la conciencia, una función irrealizante, irracional, que forma parte de lo mágico”.

            ¿Y?... si conocemos de este Amor, me pregunto ¿Cómo es que llegamos a vivir así?, los humanos hemos dejado el vínculo de la familia, con lo que eso conlleva de compromiso a la hora de compartir, cada quien encara los nuevos tiempos con frialdad, esto es lo que ha hecho del planeta un espacio indiferente, donde el caos lo domina todo, mediante un frenético sin vivir. La necedad del ser humano, movido por el egoísmo es tan fuerte, que puede terminar en una realidad como la que estamos viviendo.

            Nos enfrentamos a una batalla donde los medios de comunicación (y las cosas que con tanta facilidad podemos encontrar en internet), son la causa de que el concepto del amor este tan desvirtuado, y que las nuevas generaciones adopten esta idea propiciando con ello otros problemas sociales más serios.

            Es tanta la necesidad de amor, de encontrar a alguien con quien compartir los grandes y pequeños detalles de la vida, la necesidad de no ceder a la soledad, que cada vez es más frecuente salir al encuentro de este sentimiento buscándolo por todas partes.

            El amor sólo surge de saberse y sentirse amado, en la medida en la que te sientas amado, podrás amar a los demás.      

Deberíamos de despertar más allá del interés personal, y ver que hay otra vía más apasionante, un camino que ha de ir hacia la realización de todos los humanos. La meta es el Amor, y por ello, hemos de reencontrarnos con nosotros mismos, no sólo para hallar la felicidad, sino también para crecer como humanidad.

            La unidad llega por la convergencia de valores humanos, por la sinceridad en las palabras, en el trato y en las relaciones mutuas. Las ideas estimulan la mente, y el planeta está hambriento de verdaderos estímulos humanos y acciones concretas de crecimiento.

            El amor, es uno de los temas de estudio y análisis que se abordan en CELAE, desde un aspecto filosófico, pedagógico y clínico, donde el trabajo personal con nuestras experiencias, son las que nos permiten comprender el proceso de ascenso y descenso que el amor en nuestra vida experimenta, logrando una reconstrucción en la relación de amor propio y con la pareja.

            El objetivo, es acabar con los miedos, inseguridades y tabúes, y disfrutar de todos los beneficios que el amor produce a nuestro cuerpo, el estar enamorado de un amor propio, de la vida o de alguien más, ya que mejora la salud, estado de ánimo, los niveles de energía y permite un mejor desarrollo laboral.

            Atender al Amor es la solución a muchos de nuestros problemas.

            El amor encontrará su camino, incluso a través de lugares donde ni los lobos se atreverían a entrar”. - Lord Byron.



¿Te atreverías a descubrir que significa el amor?

Contáctanos:
Circulo de Estudios de Psicoterapia y Análisis Existencial
Antigua carretera Mex-Pach 236 int 1 Col. Ampliación Santa Julia, CP 42080 Pachuca, Hidalgo.

Tel 01 (771)718-5266          

Correo electrónico: celaepachuca@gmail.com           




Comentarios

Entradas populares de este blog

Desarrollo Humano, psicología y crecimiento personal: talleres Celae Pachuca enero 2018

Licenciatura Desarrollo Humano Pachuca (Psicología del siglo XXI) : SEPTIEMBRE 2017

Desarrollo humano, psicología y coaching en Pachuca: talleres Celae Mayo2018